Custodia de menores entre padres separados o divorciados

En Francia, en caso de separación o divorcio, ambos padres siguen teniendo derechos y obligaciones con sus hijos, conocidos como «autorité parentale». Lamentablemente, es muy poco frecuente que estos derechos se denieguen a un progenitor, incluso en casos de violencia doméstica.

Verificado por Elodie Ramos el 30/04/2022

Conozca los hechos

Los derechos y responsabilidades de los progenitores con respecto a sus hijos y las decisiones de estos se conocen como custodia o «autorité parentale»:

  • Cuando se comparte, se conoce como custodia conjunta o «autorité parentale conjointe».
  • Cuando un progenitor soltero tiene custodia total, se le conoce como «autorité parentale exclusive».

En caso de separación o de divorcio de los progenitores, se debe tomar una decisión sobre el lugar de residencia de los niños, a menudo denominado custodia infantil o «garde d'enfants».

  • Cuando los niños viven por igual con ambos progenitores, se conoce como residencia alterna o «résidence alternée».
  • Cuando los niños viven principalmente con un progenitor, la casa de ese progenitor se conoce como su residencia habitual o «résidence habituelle».
  • En Francia, por ley, los progenitores comparten automáticamente la custodia, conocida como «autorité parentale conjointe».

    Esto significa que:

    • ambos progenitores tienen los mismos derechos y responsabilidades para con sus hijos
    • las decisiones importantes relativas a los niños deben tomarse de mutuo acuerdo.
  • En casos muy raros, el juez puede decidir retirar la custodia de uno de los padres. El otro progenitor tiene entonces custodia total o «autorité parentale exclusive».

    Esto puede ocurrir en los casos más extremos de violencia doméstica o si los padres no muestran ningún interés absoluto en el niño, pero no es algo automático.

  • En la «résidence alternée», los niños pasan el mismo tiempo viviendo en el domicilio de cada progenitor.

    Las disposiciones de «résidence alternée» pueden variar en cada familia. Por ejemplo: cada dos semanas, cada uno de los progenitores tiene a sus hijos en casa. Este acuerdo es el preferido por los jueces en Francia hoy en día, cuando es posible.

  • Con la «résidence habituelle», los niños viven solo en el domicilio de uno de sus progenitores.

    Por lo general, el otro progenitor puede seguir viendo a sus hijos y que estos se queden en su casa de forma regular o improvisada. Tienen derecho a visitas y a quedarse a dormir o «droit de visite et d’hébergement».

    La disposición más común es cada dos fines de semana y la mitad de las vacaciones escolares.

    El tiempo que se pasa con el otro progenitor puede estar restringido o ampliarse en función de la disposición decidida. Por ejemplo:

    • puede ampliarse a los miércoles y más fines de semana;
    • puede estar limitado a las vacaciones si el otro padre vive lejos;
    • puede limitarse a visitas sin quedarse a dormir.

    Si el sistema judicial considera que un progenitor es violento, el juez puede decidir:

    • suspender su derecho a visitas y a quedarse a dormir o «droit de visite et d’hébergement»;
    • organizar sus visitas en un lugar de encuentro que reúna a profesionales como trabajadores sociales y psicólogos, conocidos como visitas con mediación o «visites médiatisées»;
    • organizar visitas en presencia de otra persona conocida como un tercero o «tiers».

El procedimiento

  • Si se separan o divorcian de forma amistosa, pueden decidir juntos cómo organizar la custodia de los niños. Esto se conoce como «modalités d’exercice de l’autorité parentale». Esto incluye, en particular:

    • dónde viven los niños;
    • derecho a visitas y a quedarse a dormir o «droit de visite et d’hébergement» de un progenitor cuando los niños tienen su residencia habitual o «résidence habituelle» con el otro;
    • el pago de las contribuciones financieras correspondientes al menor, denominadas «contribution à l’entretien et l’éducation des enfants», o «pension alimentaire» (pensión de manutención).

    A continuación, se recomienda enviar una solicitud conjunta o «requête conjointe» al juez del tribunal familiar o «Juge aux affaires familiales (JAF)» para validar su acuerdo. El procedimiento suele ser rápido, ya que no implica procedimientos judiciales.

    Puede escribir la solicitud por su cuenta o pedir ayuda a su abogado.

    • La solicitud o «requête conjointe» es una carta sencilla que deben firmar usted y el otro progenitor. Puede escribirla a partir de este formulario.
    • Debe incluir:
      • nombre, apellidos, profesión, residencia, nacionalidad, fecha y lugar de nacimiento de los progenitores;
      • el tribunal donde se realiza la solicitud;
      • detalles de la decisión de mutuo acuerdo de «modalités d'exercice de l'autorité parentale».
    • Debe presentarse en persona en la oficina administrativa conocida como «greffe» (secretario) del «Juge aux affaires familiales» del lugar de residencia de los niños. Para encontrar sus datos de contacto, puede usar este directorio introduciendo su código postal y seleccionando el «tribunal judiciaire».
  • Si los progenitores no llegan a un acuerdo sobre las disposiciones de custodia del niño o «modalités d’exercice de l’autorité parentale», el juez será el encargado de determinar tales disposiciones.

    • Si se encuentra en un proceso de divorcio contencioso, el juez determinará las modalidades de custodia de los niños como parte de dicho proceso.
    • Si están separados pero no casados, o no desea iniciar un procedimiento de divorcio, debe contratar a un abogado y enviar una solicitud al juez de familia o «Juge aux affaires familiales» a través de su abogado para determinar las disposiciones de custodia de sus hijos.
    • Si ya están divorciados y desea cambiar el régimen de custodia de sus hijos, debe enviar una nueva solicitud al «Juge aux affaires familiales» a través de su abogado.

    El juez tendrá en cuenta varios criterios a la hora de decidir las disposiciones de custodia para los niños.

    • La disposición que estaba en vigor hasta la decisión. Por ejemplo, si los progenitores deciden alternar dónde viven los niños cada semana hasta la decisión, es muy probable que el juez mantenga este acuerdo. Por lo tanto, debe prestar especial atención a las disposiciones que haya establecido mientras espera la decisión del juez y solicitar asesoramiento a su abogado.
    • Cómo dicen sentirse sus hijos sobre la situación y sus intereses.
    • La distancia entre el domicilio de cada progenitor y el colegio.
    • La capacidad de cada uno de los progenitores para cumplir con sus obligaciones y respetar los derechos del otro progenitor.
    • El resultado de las evaluaciones de la situación social y familiar de los niños, si las ha llevado a cabo un experto.
    • Información recopilada en cualquier investigación social.
    • Presión física o psicológica o abuso ejercido por un progenitor sobre el otro.

Inquietudes comunes

  • Existen soluciones.

    El juez puede asignarle un subsidio de mantenimiento o «contribution à l’entretien et l’éducation de l’enfant», comúnmente conocido como «pension alimentaire». Se trata de un importe que el otro progenitor tendrá que pagar cada mes para contribuir a los costes asociados con los hijos.

    También puede recibir asistencia financiera estatal para ayudarle a pagar los costes de manutención y educación de sus hijos.

    Para obtener más información sobre cómo recuperarse económicamente, haga clic aquí.

  • Si el juez de la familia, conocido como «Juge aux affaires familiales (JAF)», le pide que participe en una reunión conocida como mediación familiar o «médiation familiale» en presencia de su expareja, puede solicitar asistir a esta reunión sola.

    Si se ha producido un caso de violencia doméstica, la ley prohíbe la «médiation».

  • En caso de separación, la ley generalmente exige que cada progenitor mantenga relaciones personales con sus hijos.

    Sin embargo, la ley establece soluciones en caso de violencia doméstica. Lamentablemente, en la práctica, la revocación de la custodia sigue siendo muy poco frecuente en Francia, incluso en casos de violencia doméstica. Deberá preparar su solicitud minuciosamente con su abogado.

    Las soluciones pueden ser las siguientes:

    • El «Juge aux affaires familiales» puede decidir otorgarle el ejercicio exclusivo de la custodia o «autorité parentale». Esta decisión podrá modificarse posteriormente.
    • El juez penal puede decidir retirar a la custodia o «autorité parentale» al perpetrador de la violencia como castigo. Esta decisión no se podrá modificar posteriormente.
    • El otro progenitor puede ver a sus hijos y estos podrán quedarse a dormir en su casa en determinadas condiciones. Esta decisión podrá modificarse posteriormente.
    • El derecho a visitas y a quedarse a dormir o «droit de visite et d’hébergement» del progenitor que ha perpetrado el caso de violencia se ejerce en un espacio de reunión mediado y se conoce como «droit de visite médiatisé».
    • Se han creado disposiciones para que se recoja y entregue a los niños con la ayuda de una persona de confianza como parte de una medida de acompañamiento protegido o «Mesure d’Accompagnement Protégé».
  • Incluso si sus hijos viven con usted, debe notificar al otro progenitor su cambio de dirección.

    Debe respetar un período de un mes entre el momento en que se lo notifica y su traslado.

    Si su traslado va a cambiar la frecuencia con la que el otro progenitor puede ver a los niños, tendrán que modificar las disposiciones de custodia o «modalités d’exercice de l’autorité parentale». Puede empezar por acordar las nuevas disposiciones de custodia de los niños con el otro progenitor.

    Si llegan a un acuerdo, se recomienda enviar una solicitud conjunta conocida como «requête conjointe» al «Juge aux affaires familiales» para su aprobación.

    En caso de desacuerdo, puede enviar una solicitud a través de su abogado al «Juge aux affaires familiales» para que pueda pronunciarse sobre unas nuevas «modalités d’exercice de l’autorité parentale».

  • Encontrará más información al respecto en esta página.

Encontrar ayuda

En Francia, hay muchos servicios que pueden ayudarla, asesorarla y asistirla con los procedimientos y la documentación. La mayoría son servicios gratuitos.

  • Los «Centres d'Information sur les Droits des Femmes et des Familles (CIDFF)» ayudan al público en general, especialmente a las mujeres, en muchas áreas como: derechos legales, salud, búsquedas de empleo, formación, creación de negocios e incluso cuidado infantil.

    • Estos servicios son gratuitos.
    • Podrán informarle de sus derechos y de las medidas que debe tomar. Algunos centros pueden ayudarla con los procedimientos y la documentación.
    • Idiomas: principalmente francés.
    • Contacto: encontrará los datos de contacto del «CIDFF» de su zona en este directorio.
  • «Femmes Informations Juridiques Internationales Auvergne-Rhône-Alpes (FIJI)» es una organización especializada en derecho familiar internacional.

    • Este servicio es gratuito.
    • Su equipo de abogados podrá responder a sus preguntas y aconsejarla sobre sus asuntos de separación, divorcio y/o custodia infantil. Se trata únicamente de un servicio de información: no pueden representarla en un procedimiento judicial, tendrá que ponerse en contacto con un abogado para ello.
    • Idiomas: francés, inglés.
    • Contacto: por correo electrónico a [email protected] o por teléfono al 04 78 03 33 63 de lunes a miércoles de 9:00 a 12:00.
  • La función de un abogado es defender sus derechos antes, durante y después de los procedimientos judiciales.

    • Procure elegir un buen abogado.
    • Los abogados tienen honorarios que tendrá que pagar.
    • Si dispone de recursos limitados, podría optar a la asistencia financiera estatal para pagar estos honorarios. Esto se denomina «aide juridictionnelle».
    • Si no ha recibido la recomendación de un abogado por parte de un profesional o de una persona en la que confíe, puede buscar uno en este directorio que incluye a todos los abogados de Francia. Puede buscar por idiomas hablados y especialización legal.

Aunque se ha prestado la máxima atención para proporcionarle la información más precisa y actualizada, esta página no pretende sustituir el asesoramiento legal o profesional. Las leyes y los procedimientos cambian con regularidad, por lo que es importante consultar a profesionales cualificados.

Puede que también le interese

Recibir una contribución financiera del otro progenitor para contribuir a los gastos de los niños

Incluso cuando están separados, los progenitores deben seguir contribuyendo a los costes asociados a…

Qué hacer si su expareja no paga la contribución financiera establecida por el juez

Si no recibe la contribución financiera establecida por el juez como parte de su procedimiento de…

Qué se puede hacer si el otro progenitor no cumple con las disposiciones de custodia de los niños

Si el otro progenitor no cumple con las disposiciones de custodia de los niños establecidas, ya sea…

Para la intervención policial:

Subir